AGUSTÍN ROSSI: “PARA MACRI, EL CLARÍN ES EL DIARIO DE IRIGOYEN”

Entrever le hizo una entrevista en su despacho a Agustín “Chivo” Rossi, ex ministro de Defensa y diputado del Parlasur. Habló de todo: Macri, el futuro del Frente para la Victoria, las elecciones, Cristina, el vinculo con los dirigentes y el rumbo de nuestro país.

 

E: Cómo evaluás la gestión a nivel general de Macri a 10 meses de su asunción?

AR: Esa idea voluntarista que expresaban algunos en relación a que Macri era una derecha renovada que podía tener tintes desarrollistas en su política económica quedó absolutamente fuera de lugar. El gobierno es conservador de derecha, neoliberal clásico y tradicional. El gobierno incurrió en una serie de errores de diagnóstico: esperaban una lluvia de dólares que nunca llegó, el ministro de economía diciendo que la devaluación no iba a impactar en los precios internos porque ya se manejaban con el valor del dólar blue, tampoco sucedió. Negociaron rápidamente con los fondos buitres alegando que con eso íbamos a tener una tasa inferior para el endeudamiento y un aumento de la inversión extranjera directa. Tampoco sucedió. La inversión este año en el país ha sido la menor de los últimos cinco años. Y además apuestan al crecimiento a través del sector agroexportador en un mundo en el que los precios de las commodities están cayendo y en un mundo en el que hay una alta recesión económica. Si a eso le sumamos el tarifazo y las importaciones indiscriminadas, se termina configurando una tormenta perfecta que implosiona fuertemente el mercado interno. No va a haber aumento de la inversión extranjera directa en la Argentina, salvo en aquellas áreas donde hay recursos naturales, porque nadie va a venir a invertir en un país en donde no hay consumo. Este año, lo que ha desaparecido en Argentina es la changa. Si vos el año pasado tenías la plata para pintar una habitación de tu casa, llamabas un pintor y te la pintaba. Hoy ese mismo argentino de clase media trata de pintar él para ahorrar el costo de mano de obra. Eso es lo que está pasando por cada puesto de la economía informal y que es el que se ve más claramente afectado por todas estas medidas.

 

E: ¿El panorama que describís es preocupante. ¿Qué creés que va a pasar con la situación social en los próximos meses?

La pregunta es “¿por qué no explota esto todavía?” No explota gracias a la pesada herencia. La pesada herencia es que todos esos sectores que viven en villas de emergencia cobran la Asignación Universal por Hijo, además en esas familias, que son familias múltiples, siempre hay un adulto mayor que está incluido dentro del sistema jubilatorio. Ésta es la gran diferencia que hay con respecto al 2001 y con respecto a la hiperinflación de Alfonsín del año 89. Rosario hoy tiene el 11,7% de desocupación y es el aglomerado urbano con mayor índice de desocupación del país. Los saqueos en el año 89 con Alfonsín se dieron con una tasa de desocupación del 14%, ¿cuál es la diferencia? El grado de contención social que existe hoy, que lo hicimos nosotros. ¿Y con qué el gobierno sostiene toda esta mala praxis económica? Con endeudamiento. ¿Por qué puede endeudarse? También por la pesada herencia, porque nosotros dejamos un país con poca deuda y ese endeudamiento les sirve para pagarle a los buitres, para financiar fuga de capitales y para al mismo tiempo financiar parte del déficit fiscal. ¿El endeudamiento es infinito? No, ¿dónde va a empezar a notarse el endeudamiento? En las provincias, cuando las provincias no puedan endeudarse y no tengan aumento de los niveles de coparticipación, las provincias van a tener que apostar y ahí empezarán gran parte de los problemas. Nosotros tenemos un déficit fiscal hoy creciente, producto de las decisiones macroeconómicas del Gobierno. Entonces, yo veo un escenario económico de mayor conflictividad en los próximos tiempos.

 

E: Hablando de conflictividad social, ¿la salida se tiene que dar necesariamente del lado del pueblo, del lado del sector trabajador que ponga límite a este empobrecimiento y a este ajuste que se le está aplicando? La CGT igual no está yendo finalmente a ningún paro y arregló un bono. ¿Pensás que es posible poder concretar un paro nacional antes de fin de año? ¿Hay otra manera de poder salir de esta situación?

AR: Yo creo que es un grave error lo que están haciendo los de la conducción de la CGT porque sus bases no están pensando lo mismo. Un bono no es una solución para toda la pérdida de poder adquisitivo que tuvo el salario este año. Yo creo que el camino lo marcaron las dos CTA con la marcha federal y sectores de la CGT, como el caso de la Corriente Federal de los Trabajadores, que encabeza Sergio Palazzo, que me parece que claramente están interpelando al Gobierno Nacional, tratando de que el Gobierno mire otra realidad. ¿Qué pasó con la Marcha Federal? Se sorprendieron, porque pensaron que iba a ser una marcha escuálida, una marcha sin tanta presencia, y la verdad que fue una marcha clave, una expresión de los trabajadores organizados, sindicalizados. yo creo que esto pasa también por una mirada equivocada del Gobierno y también de un sector de la dirigencia sindical, equivocada del Gobierno porque los docentes han marchado claramente en esta Marcha Federal y yo creo que debe haber habido muchos docentes que votaron por Mauricio Macri. Es lo que tenemos pero está claro que acá hubo distintas manifestaciones opositoras protagonizadas por distintos sectores, las multisectoriales contra el tarifazo fueron movilizadas mayormente por la clase media, la Marcha Federal por un sector de los trabajadores sindicalizados, los trabajadores organizados, ¿qué te queda afuera? la expresión de los sentidos populares, que es lo que pasa por lo que decíamos anteriormente de los niveles de contención. A mí me parece que los trabajadores estaban esperando paro con movilización y los dirigentes gremiales en lugar de paro con movilización les dan medidas que tienen bajos niveles de impacto.

 

_dsc6079

 

E: Las encuestas no indican una baja tan notoria de la imagen de Macri como podría esperarse de acuerdo a las medidas aplicadas.

AR: En la valoración de un presidente ocurren una cantidad de cuestiones. La verdad es que independientemente de la encuestadora e independientemente de los datos que aparecen en las encuestas, lo que está claro es que ese entusiasmo que había en sectores de la sociedad a principio del Gobierno de Macri ya no existe y que el descontento social se ve cada vez más claro, es cada vez más creciente. El Clarín es el diario Irigoyen de Macri. Vos leés Clarín y son todas buenas noticias para el Gobierno y malas noticias para el kirchnerismo, y en la sociedad no pasa eso, la sociedad funciona de otra manera, por eso pasó lo de las multisectoriales por el tarifazo, por eso pasó la Marcha Federal. Hay más dirigentes pro Macri que gente pro Macri. Yo creo en eso, pero además digo una cosa que es racional, imaginemos que ustedes fuesen periodistas extranjeros, entonces me vienen a hacer una entrevista a mí y me dicen “la elección salió 50 y 50” ¿qué te imaginás? que el 50% de la dirigencia política está en un espacio político y el otro 50% en otro espacio político, acá tenés que el 80% de la dirigencia política en la Argentina es oficialista o paraoficialista no refleja el resultado electoral, porque hubo un 50% de los argentinos que decidieron seguir viviendo el modelo que habían diseñado Néstor y Cristina.

 

E: ¿Y por qué pensás que esa configuración se está dando de este modo?

AR: Varias cosas. Pasó porque hay un sector de la dirigencia del Frente para la Victoria que ingresó como candidato del Frente y que tomaron posiciones políticas que iban en sentido contrario a lo que veníamos esbozando durante todos estos años. Solamente así se puede entender que hayan votado el acuerdo con los fondos buitre. También tiene que ver con la forma de construcción política nuestra, nosotros somos un espacio político que se construyó desde el poder. Cuando construís desde el poder, tenés necesidades porque construís gobernando y tenés necesidad de dar respuestas. Nosotros incorporamos una cantidad de sectores nuevos a la política, pero también dimos respuesta con los que habían estado con Menem y los que habían estado con Duhalde, y esos nos acompañaron hasta el 9 de diciembre- El 10 de diciembre dijeron como dijo Pichetto “recuperé la capacidad de pensar” e iniciaron un camino de mayor autonomía. Yo no critico la autonomía, me parece hasta un signo de salud dentro de un espacio político, el problema es que ese camino de autonomía o de lejanía para con Cristina es el justificativo para acordar con Macri. Si vos me decís “mirá, yo creo que Cristina terminó su etapa política”, no lo comparto, creo que Cristina tiene mucho para dar y que es el único liderazgo serio que tenemos en nuestro espacio político, pero puede haber otro que lo piense y le digo “bueno, ponete los pantalones largos y salí a construir tu liderazgo”. Lo que no podés hacer es irte del lado de Cristina para estar al lado de Macri, porque esa es otra historia. Y si a eso le sumamos el Frente Renovador que te conforma un espacio político en donde el 80% de la dirigencia política es oficialista o paraoficialista.

 

El sistema político de Macri hegemónico que quiere construir es un sistema político integrado por el oficialismo que él lidera y los opositores responsables que él controle. Entonces, ¿quién está dentro de los opositores responsables? El Frente Renovador, un sector del Partido Justicialista, el Partido Socialista de Santa Fe… Ése es el sistema político, que encuentra legitimación los sábados y los domingos en los comentarios políticos de Clarín y La Nación, todos esos dirigentes oficialistas y opositores responsables reciben comentarios ponderados en términos positivos de esos diarios. ¿Qué queda afuera de ese sistema político? Las multisectoriales contra el tarifazo, la Marcha Federal, el sindicalismo combativo, el kirchnerismo y su principal figura que es Cristina Fernández de Kirchner.

 

El kirchnerismo hoy es lo que Cooke decía del peronismo, es el hecho maldito del país burgués. La campaña de desprestigio y de denuncia que hay sobre el kirchnerismo y sobre Cristina fundamentalmente, tiene varios objetivos: primer objetivo es sacarla a Cristina de la cancha, que no sea candidata, que no pueda ser candidata o que no tenga la totalidad de la disponibilidad para seguir ejerciendo un liderazgo político. Segundo objetivo, lo que yo llamo “el círculo rojo” decidió hacer tronar el escarmiento para con el kirchnerismo, decirle a la dirigencia política que gobernar como gobernaron Néstor y Cristina en la Argentina, una vez cada 50 años, que fue el lapso entre Perón entre el 45 y 55 a Néstor y Cristina en el 2003. El tercer elemento es correr el eje del debate socio económico, entonces estamos debatiendo sobre la denuncia de corrupción y no estamos debatiendo sobre el modelo socio económico que existe en esta Argentina.

 

E: ¿Te la imaginás a Cristina candidata el año que viene? ¿Te la imaginás tal vez volviendo a postularse para presidenta en 2019? 

AR: Lo más razonable sería que sea candidata a presidenta en 2019. Después están las necesidades políticas que pueda tener el espacio en las elecciones del año que viene. No era razonable que Néstor encabezase la lista de diputados nacionales en el 2009, era razonable que Néstor fuese candidato a presidente en el 2011, y esto era lo que todos nosotros pensábamos, pero Néstor y Cristina evaluaron en ese momento que él tenía que estar encabezando esa lista de diputados nacionales porque era la mejor forma de tener la mejor perfomance electoral y de sostener el gobierno. Seguramente si Néstor no hubiese sido candidato hubiésemos tenido una mucho peor elección, terminamos perdiendo por un punto, punto y medio, en la provincia de Buenos Aires, pero eso dependerá de una cantidad de análisis y una cantidad de reflexiones que tendríamos que hacer. Creo que en la mayor cantidad de distritos tenemos que conformar listas de estas características, esto no significa cerrarnos a nosotros mismos, significa abrir pero que las fronteras sean fronteras gruesas con presión ideológica. Para decirlo claramente, no se puede estar en la Marcha Federal y votar a los Fondos Buitre. O el peronismo está votando el acuerdo con los Fondos Buitre o el peronismo está en la Marcha Federal.

 

E: ¿Te presentarías en alguna lista, tal vez el año que viene, en donde no sea claramente Cristina la conducción?

AR: No. Ahora, a mí me parece que nosotros tenemos que conformar y propiciar una formación de listas en donde estén aquellos que reconozcan el liderazgo de Cristina, los 12 años de gestión, y que se planteen que el “vamos a volver” no es el regreso al pasado, sino que tiene que ser una ventana o una puerta hacia el futuro. Y que ese futuro debe contemplar todas las cosas que hicimos, rectificar aquellas cosas que hicimos mal y hacer las cosas que no hicimos.

Deja un comentario